My real life

My real life

viernes, 26 de mayo de 2017

No todo es como lo pintan

No todo es como lo pintan 
Aquí ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos, los príncipes azules no existen, no hay cuentos de hadas 
Pero permíteme que te diga que no hay un príncipe azul pero si un amor verdadero, quizá no tenga castillo ni caballo ni mucho menos sea el más apuesto de la corte pero eso no importa cuando lo único importante es quererse 
Tampoco hay hadas madrinas que te solucionen todo, aquí tú eres el que tiene que ganarse todo y tú decides si lo quieres hacer por ti mismo o valerte de los demás para hacerlo, esa es tu elección pero elige bien porque un paso en falso puede hacer que todo el castillo de naipes caiga 
No hay magia ni un mundo alejado de los problemas, no hay fantasía, sólo la de tu propia imaginación donde puedes construir lo que quieras 
Lo que si te digo es que aunque no todo es como nos lo han contado si hay algo especial en todo aquello que nos ha hecho soñar por un momento, nos ha hecho sentir que quizás el mundo real es más bonito cuando lo pintamos así 
Y que hay muchas enseñanzas por el camino, fuerza, valor, entrega, constancia 
No existen príncipes, ni princesas, ni cuentos de hadas, ni siquiera héroes o villanos pero existen personas como tú y yo, personas capaces de sonreír 300 veces al día o incluso más, que quieren seguir creyendo en el príncipe azul aunque nos haya salido mil veces rana y que buscando buscando encuentran el amor verdadero 
y queremos seguir creyendo en la magia pero ya no en la magia de un mago ni en la magia de un hada, simplemente en la magia de las personas porque algunas son magia y aparecen sin avisar

No todo es lo que parece pero el mundo lo pintas tú como quieres.

Sonríe

Escúchame
Sonríe, si, sonríe por todos esos momentos que te dejaron sabor amargo porque gracias a ellos eres un poquito más fuerte.
Por los momentos que te dejaron sin aliento, que cuestionaron todos los minutos del reloj.
Sonríe por aquellos que se hicieron un hueco en tu destartalado corazón y también por aquellos que salieron corriendo y sin avisar dejando su propia habitación en él que tú te encargaste de decorar de mil formas distintas.
Por todas esas canciones que sonaron, que bailaste, recordaste, lloraste y cantaste a pleno pulmón.
Hazlo por esos libros que leíste y te cambiaron porque aprendiste de ellos, soñaste y te emocionaste
Sonríe por todas esas fiestas hasta primera hora de la mañana, por las risas, las fotos y los ataques de sinceridad donde desnudas el alma y desproteges el corazón
Por todos esos sueños que te hacían volar hacia lugares inimaginables.
Sonríe por todo lo que te queda por vivir, por brindar con copa de champán, por arriesgarte a decir lo que sientes y por querer a los tuyos siempre un poco más de lo que lo hiciste ayer.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Decídete

Decídete
Sí, decídete a hacer todo lo que te gusta, a pasar tiempo con quien ganes vida.
A olvidar todo aquello que duele, a superar errores y aprender de ellos.
Decídete a querer, a plantarle cara al miedo, a vivir a tu manera
A soñar a lo grande porque para pequeños los miedos, a dejar de contar las calorías de un plato porque la vida hay que comérsela de un bocado.
Decídete a andar descalzo por la playa, a saltarte las normas, a jugar tus propias cartas
Decídete a viajar, a arriesgarte, a hacer locuras para no pensar en los problemas
Decídete a ser feliz, simplemente a eso, a ser feliz porque eso es lo que siempre te hace saber lo que es vivir.

martes, 23 de mayo de 2017

Quiéreme si sabes

Quiéreme si sabes, si no ni lo intentes porque para querer bien hay que saber, hay que tener ganas de hacerlo. No me vale que un día me quieras mucho y otro no me quieras nada, está bien si cuando llevemos años nos repartamos los días y los porcentajes, un día tendrás que poner tú el 99% de amor y yo pondré sólo el 1 % y otro día seré yo quien lo haga al revés pero siempre habrá ese 1% por parte de los dos.
No intentes quererme si no vas a saber lo que detesto ni lo que hace que mis ojos brillen de ilusión, sino me vas a dejar ser libre aunque esté contigo, si vas a atarme y a quererme de forma egoísta.
No lo intentes si vas a cuestionar todas y cada una de mis decisiones, està bien que me aconsejes, que me digas lo que tú crees que es mejor pero no que me condiciones a hacer lo que tú quieres, si me equivoco ¡Déjame! Sabré solucionarlo, te lo prometo.
No quiero un amor de esos ficticios ni quiero que me prometas un siempre que a lo mejor ni se cumple, quiero que disfrutes conmigo el tiempo, que se te llene la mente de planes que quieres que hagamos juntos, quiero que salgas con tus amigos y amigas, que te diviertas sin mi, que vivas pero que siempre me elijas.
Quiero que tengas libertad para que hagas lo que quieras porque pudiendo hacer lo que quisieras me elegiste a mí.
Y que sigas tus metas, tus sueños, esos que te hacen más risueño, más feliz.
Quiero que me quieras de esa forma y prometo hacerlo igual pero no me prometas el cielo cuando ni tienes los pies en la tierra porque entonces ese amor no lo quiero.

martes, 9 de mayo de 2017

Caminos equivocados

La vida a veces nos da una segunda oportunidad para darnos cuenta que la estamos jodiendo, si, suena irónico pero es verdad
Cuando nuestra vida da un giro radical, ya nada es como parecía ser es porque nos está avisando que tenemos que cambiar, que tenemos que echar la vista atrás para darnos cuenta que estamos creciendo, madurando, aprendiendo y que tenemos que volver al camino correcto de la vida.
Coger caminos desviados no está mal ni mucho menos, nos hace reflexionar, darnos cuenta de las personas que queremos dejar en esos caminos equivocados porque no nos llevan a ningún lado, sólo a perdernos, a morir lentamente, a sufrir y a olvidarnos de quienes somos realmente.
Y lo mismo que pasa con las personas, pasa con las etapas de nuestra vida, muchos caminos cumplieron su función y ahí se quedaron, otros muchos se ramificaron y se unieron con el camino de la vida y otros muchos aún quedan por descubrir, aprender
En los caminos equivocados perdonamos, nos arrepentimos, lloramos, valoramos, aprendemos porque eso es la vida, coger todos los caminos equivocados que queramos, y perdernos, encontrarnos, equivocarnos, rectificar, joderla para luego pedir perdón, llorar cuando fracasamos, cuando no llegamos a obtener lo que realmente queremos, valorar a aquellas personas que decidieron quedarse y llegaron con nosotros a la senda correcta y echar a aquellas personas tóxicas
Toma todos los caminos equivocados que puedas y disfruta de la vida porque ella misma te da siempre la oportunidad de rectificar.

jueves, 19 de enero de 2017

Cambios

La vida son momentos, etapas, cambios y más cambios, nunca vamos a estar satisfechos con lo que tenemos porque siempre querremos más
Nunca aceptaremos que de la noche a la mañana la vida puede cambiar porque no va lenta, no espera, no se detiene en cada estación sino que avanza por las vías a toda prisa y, en esas paradas, en algunas, se subirá gente, gente que querrá quedarse y gente que durante un par de estaciones finalizará su viaje
Nunca seremos lo suficientemente felices, ni nos encantará nuestra vida, no nos gustaran los cambios y maldeciremos la cruel realidad
Nada se queda para siempre en la misma fase, las amistades evolucionan, para peor o para mejor, tu amigo del alma de ayer puede ser un amigo más mañana, las relaciones se rompen, la gente se marcha sin avisar y desaparece
No podemos pretender ser siempre los mismos, no podemos pretender mantenernos en el mismo punto que ayer porque las experiencias enseñan, cambian y los motivos también
Cambiar es evolucionar, es buscar tu mejor versión, es saber que la vida es aprendizaje y que no tienes que depender de nadie, si la gente se queda a tu lado disfruta, si se va, no llores, no te martirices, sólo recuérdate lo que vales.
Porque la vida son etapas y cambios y no todos son malos, hay algunos que nos hacen ver la vida con otros ojos, más bonita, más sincera, más amable
Es un tren del que hasta la última parada no te puedes bajar pero dentro de él, siempre, ocurren cosas maravillosas, sólo tienes que saber buscar y dejarte encontrar.

lunes, 16 de enero de 2017

Desnudando el alma

No se trata de cuanta gente tengas a tu alrededor sino de cuanta te llena porque puedes tener a mil pero si ninguno sabe sacar lo mejor de ti algo estás haciendo muy mal
Y en ese punto me encuentro yo, tengo muchas cosas y sin embargo no soy feliz o no me encuentro a gusto si lo planteamos mejor
Sé que suena catastrofista pero por decirlo de alguna manera, una parte de mí piensa que no es importante para nadie, quizás sólo para mi familia
No creo que esté siendo una buena persona ni mucho menos un ejemplo, soy un desastre, un caos
Una cabeza loca que no encuentra el amor por miedo al fracaso y que es pésima con sus amistades
No me encuentro a gusto ni con mis metas, no confío en mí y sé que la gente tampoco lo va a hacer porque si uno mismo no confía en sí mismo, nadie lo hará
Siento que dentro de mí misma estoy perdida y no es tristeza lo que siento, es, llamémoslo vacío, desmotivación, no sé, la verdad es que tampoco sé clasificarlo pero me tiene agotada mentalmente
Es un quiero y no puedo jugado a la ruleta de la suerte, es un espacio delimitado en el que me siento prisionera
Y me estoy ahogando, sí, me estoy ahogando por no saber gritar, por no saber plantarle cara a la situación y por ser una cobarde de mierda que no se deja ayudar nunca
Y cuando realmente lo necesito, cuando necesito algo tan tonto como un abrazo ni lo pido por no parecer una débil
Y estoy aquí escribiendo que es la mejor forma que sé para sentir que alguien que me lea, le importa lo que escribo y quizás también sirva de ayuda para otras personas como yo que no dicen lo que sienten hasta el punto de explotar
Ser fuertes es la única opción que nos queda aunque a veces veamos el precipicio tan cerca y queramos saltar
No sé si volveré a sentirme bien con mi vida, si volveré a tener lo mismo en amistades o si realmente alguien me ayudará con esto, lo que si sé es que el peso de todo lo guardado pesa más que cualquier otra cosa y aunque no haya plasmado ni la mitad de lo que siento, al menos sé que las cosas se consiguen poco a poco
Volveré a resurgir de mis cenizas.